TU SABES QUE TE AMO

Confidencias de Jesús a un Sacerdote

Revelación privada a Monseñor Ottavio Michelini

No deja de extrañar en la urgencia del tiempo presente, el contraste entre la sorda lucha subversiva contra los valores morales y la ausencia en la predicación de un aldabonazo a la pronta conversión a la fe que los sustenta, no solamente en orden a preservar la cultura humana  sino a la salvación de las almas.

La permanente lucha entre el bien y el mal, no encuentra en su clímax actual la contrapartida de una pastoral de combate espiritual semejante al primitivo cristianismo que brotaba pujante rodeado de la decadente cultura pagana.

Desciende en nuestra generación la manifestación abierta de la fe, aumentan las ausencias esporádicas y las sistemáticas al precepto divino de santificar las fiestas que lógicamente se acusa más entre los jóvenes, invade la familia un clima secularizado, que contribuye relegar las tan necesarias vocaciones al sacerdocio y  religiosas a un descenso en número alarmante.

Por otro lado se hace presente la fuerza del Espíritu tanto en nuevas comunidades religiosas pujantes que contrastan con el decaimiento en muchas antiguas y en el seno del pueblo cristiano la actividad del mismo Espíritu hace surgir acá y allá movimientos y grupos de oración, que son un estímulo que contribuye a renovar la vivencia de la vida cristiana y aun la constatable asistencia y colaboración en las parroquias donde son aceptados por sus pastores locales. Pero es innegable que el mal permanece y trabaja en lo profundo de la sociedad en dirección tendente a la descristianización de Continentes enteros en otro tiempo ganados para el Evangelio. 

Por ello es providencial en este contexto, la claridad de diagnóstico y remedios que ha manifestado el Señor a Mons. Ottavio Michelini. Había servido en la diócesis de Carpi, y ya jubilado atendía como capellán a una Asociación de discapacitados físicos en Modena dándose también de alta al recién surgido Movimiento Sacerdotal Mariano. Desde 1975, durante los cuatro últimos años de su vida, ha estado recibiendo las "confidencias" de Jesús, pues falleció el 15 de octubre de 1979.  Casi un año antes expresaba el Señor el sentido de estos escritos: 

"Por medio de este mensaje Yo he querido dar a los hombres de este tiempo la visión realista y verídica de los dos mundos que se enfrentan: el de la Luz y el de las tinieblas". (23.XI.1978)  

En palabras apresuradas revela Jesús la situación actual del mundo y de la Iglesia, denuncia las carencias de la pastoral actual, opone como rectificación su propio método y enseñanza tanto a las multitudes como a los Apóstoles y sienta bases y directrices que de ser escuchadas y aplicadas, podrían evitar la catástrofe. 

No deja de señalar en estas "confidencias" la importancia y el puesto relevante de María cuyo triunfo sobre las fuerzas del mal recuerda lo ya predicho en Fátima y la constante insistencia del pontífice Juan Pablo II que viene reclamando una Nueva Evangelización y augura una nueva primavera de la Iglesia en la Tertio Milenio Adveniente con el establecimiento del Reino de Jesús en los corazones.  

M. Blanco


Obispado de León,

Gobierno Eclesiástico. 

CARTA CIRCULAR 

Muy estimado Padre

Antes de salir a Europa (Lourdes y Roma) por encargo del venerable Episcopado, me complace saludarlo deseándole todo bien en el Señor 

Gracias a Dios pude conseguir algunos ejemplares del adjunto libro "TÚ SABES QUE YO TE AMO", que leí con sumo INTERÉS EN MIS ÚLTIMOS Ejercicios Espirituales. No se trata de un libro de derecho público - por eso no tiene "Imprimátur" - sino de una edición privada "pro manuscrito" 

      Muchos Obispos los han leído y lo han recomendado a sus Sacerdotes. 

      En lo personal, encuentro del análisis interno de su contenido, una perfecta coherencia con la Doctrina de Fe y Costumbres y una enseñanza muy acertada por lo que se refiere a la Espiritualidad Sacerdotal.

      Describe, por otra parte, a nivel mundial, una realidad muy objetiva de la situación de la Iglesia y del mundo, para todos nosotros bien conocida.

      Le recomiendo con fraternal afecto la lectura y reflexión de este -- libro. Y dado que no pude conseguir más que un número limitado de ejemplares, también sería mi deseo que lo preste a otros hermanos Sacerdotes, que no hayan podido alcanzar un ejemplar propio.

Por otra parte, me parece tan interesante, que basta leer las primeras páginas, para sentir el impulso de leerlo íntegramente.

Me encomiendo en sus oraciones y le ofrezco recordarlo con afecto - ante Nuestra Señora de Lourdes y en la Tumba de San Pedro.

Afectísimo Prelado que lo bendice de corazón.

Tlalpan, D.F., a 22 de Noviembre de 1980.

  

   + ANSELMO  ZARZA   BERNAL

        Obispo de León

 

           


 

 

 

  

Obispo de Mazatlán

Apartado postal No. 1

Mazatlán Sin, Méx,

Mazatlán, Sin. Diciembre 19 de 1980 

      Apreciado Señor:

Recibí su carta con fecha 29 de septiembre pdo. que venía en el libro "TÚ SABES QUE YO TE AMO, que tuvo la bondad de obsequiarme. 

Al respecto, con mucho gusto quiero manifestarle, como Usted me lo pide, que toda la doctrina contenida en dicho libro la encuentro cien por cien ortodoxa, más aún, en plena coincidencia con los escritos de la Señora Concepcí6n Cabrera de Armida "A MIS SACERDOTES" y con el libro del Padre Esteban Gobbi, libros de los que tenemos la aprobación eclesiástica. 

Sí deseo me mande otros ejemplares; no sólo de este tomo, sino de los otros que han salido, aunque sean en italiano. Es favor que le agradeceré. 

De Ud. afmo. en el Señor. 

 

MIGUEL GARCÍA FRANCO,  Obispo de Mazatlán 


 Tú sabes que te amo

INTRODUCCIÓN

 ¿Por qué me ha escogido Dios?

¿Quién soy yo?  Soy menos que un granito de polvo frente al  universo, soy menos que una gotita invisible frente al océano, soy menos que un repugnante gusanillo que se arrastra en el fango de la tierra.

Soy un pobre sacerdote, entre tantos, el menos culto, el menos docto, el más desprovisto, un pobre sacerdote rico sólo en innumerables miserias de toda naturaleza.

¿Por qué me ha escogido Dios? Para que se entienda que yo no soy más que un pobre instrumento en Sus Manos, para que se entienda por todos que no soy más que una miserable pluma despuntada, mi misma caligrafía es símbolo de mi inconmensurable pobreza y nulidad.

¿Por qué me ha escogido Dios? Para confundir a los soberbios, hinchados de orgullo por su saber, que han llenado la Iglesia de errores y de herejías, envenenando a las almas. Sí, necedades, errores, herejías, sobre Dios, sobre la Iglesia, sobre la Santísima Virgen, sobre la Revelación. Dios es infinitamente sencillo y nos quiere sencillos y humildes.

“En verdad, en verdad os digo que si no os volvéis sencillos como estos pequeños, no entraréis en el reino de los cielos”.

Basta transformar las cosas simples en las cosas más complicadas, basta acuñar nuevos vocablos, nuevas palabras, para ostentar su saber y atraer sobre sí, de este modo, la atención de los otros. Estimo útil esta breve introducción, si no necesaria, para que se establezca, entre mí, instrumento, y los lectores a los que está dirigido este libro, ambos envueltos en un designio de amor de la Providencia Divina, un contacto espiritual que facilite la acción de la divina voluntad.

   d. O. M.



Mensajes escogidos (algunos de cada capítulo del libro)

Descargar libro completo a su computadora. (Word comprimido en formato ZIP)


Grupos de Google
Suscribirte a Dios Jesús Te Habla
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Mas Revelaciones de Dios a otros Siervos de Dios
 

 

«En cuanto a las revelaciones privadas, es mejor creer que no creer en ellas; porque si crees y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque Nuestra Santa Madre lo pidió. Y si resultan ser falsas, tú recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad.»

(Papa Urbano VIII, 1636 )