María Madre de la Iglesia
Revelación privada a José Luís Belmonte

Índice de mensajes publicados hasta el momento

Mensajes del año 2009

AGOSTO 2009

27 agosto de 2009

 

Mensajes del año 2008

OCTUBRE 2008

  11 de octubre de 20008

  10 de octubre de 2008

9 de octubre de 2008  

 7 de octubre de 2008

   6 de octubre de 2008

   5 de octubre de 2008

  3de octubre de 2008

  2 de octubre de 2008

1 de octubre de 2008

SEPTIEMBRE 2008

30 de septiembre de 2008

29 de septiembre de 2008

 27 de septiembre de 2008

  26 de septiembre de 2008

  25 de septiembre de 2008

  24 de septiembre de 2008

  23 de septiembre de 2008

  22 de septiembre de 2008

  21 de septiembre de 2008

 20 de septiembre de 2008

19 de septiembre de 2008

MENSAJE MUY IMPORTANTE      

 18 de septiembre de 2008

17 de septiembre de 2008

  16 de septiembre de 2008

  15 de septiembre de 2008

  13 de septiembre de 2008

12 de septiembre de 2008 

11 de septiembre de 2008

  10 de septiembre de 2008

9 de septiembre de 2008

  8 de septiembre de 2008

MENSAJE MUY IMPORTANTE      

  7 de septiembre de 2008

  6 de septiembre de 2008

  5 de septiembre de 2008

  4 de septiembre de 2008

  3 de septiembre de 2008

  2 de septiembre de 2008

  1 de septiembre de 2008

AGOSTO 2008

  31 de agosto de 2008

  30 de agosto de 2008

  29 de agosto de 2008

  28 de agosto de 2008

  27 de agosto de 2008

  26 de agosto de 2008

  25 de agosto de 2008

  24 de agosto de 2008

  23 de agosto de 2008

  22 de agosto de 2008

  21 de agosto de 2008

  20 de agosto de 2008

  19 de agosto de 2008

   16 de agosto de 2008

    14 de agosto de 2008       13 de agosto de 2008      12 de agosto de 2008      11 de agosto de 2008

  09 de agosto de 2008      08 de agosto de 2008      04 de agosto de 2008      01 de agosto de 2008

JULIO 2008

  31 de julio de 2008      30 de julio de 2008      29 de julio de 2008      28 de julio de 2008

 25 de julio de 2008      24 de julio de 2008      23 de julio de 2008      22 de julio de 2008

 21 de julio de 2008      19 de julio de 2008      18 de julio de 2008      17 de julio de 2008

  16 de julio de 2008      15 de julio de 2008      14 de julio de 2008      13 de julio de 2008

 12 de julio de 2008      11 de julio de 2008      10 de julio de 2008      9 de julio de 2008

  8 de julio de 2008     7 de julio de 2008     5 de julio de 2008     4 de julio de 2008

 3 de julio de 2008     2 de julio de 2008     1 de julio de 2008

JUNIO 2008

 30 de junio de 2008     28 de junio de 2008     27 de junio de 2008     26 de junio de 2008

 25 de junio de 2008     24 de junio de 2008     23 de junio de 2008     22 de junio de 2008

 21 de junio de 2008     20 de junio de 2008     19 de junio de 2008     18 de junio de 2008

 17 de junio de 2008     16 de junio de 2008     15 de junio de 2008     14 de junio de 2008

 13 de junio de 2008     12 de junio de 2008     11 de junio de 2008     10 de junio de 2008

 9 de junio de 2008     8 de junio de 2008     6 de junio de 2008      5 de junio de 2008

  4 de junio de 2008    3 de junio de 2008    2 de junio de 2008    1 de junio de 2008

MAYO 2008

30 de mayo de 2008    29 de mayo de 2008

28 de mayo de 2008    24 de mayo de 2008

ENERO 2008

6 de enero de 2008

....

(  Hay mas de 3000 mensajes dictados a Jose Luis, y serán cargados cotidianamente )

Mensajes de años anteriores

17 de abril de 1978

......

1 de febrero de 1980    9 de abril de 1980

......

16 de agosto de 1998

......

3 de mayo de 2002

......

5 de mayo de 2003

.......

21 de marzo de 2004

.......

30 de julio de 2005

......

4 de mayo de 2006    24 de junio de 2006

Pedido de Santa María

 1 de septiembre de 2006

......

11 de octubre de 2007    2 de diciembre de 2007    3 de diciembre de 2007

.....

Home   :   Principal de José Luis Belmonte

 

«En cuanto a las revelaciones privadas, es mejor creer que no creer en ellas; porque si crees y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque Nuestra Santa Madre lo pidió. Y si resultan ser falsas, tú recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad.»

(Papa Urbano VIII, 1636 )