Immaculate Heart of Mary La Gran Cruzada

del

Amor y Misericordia

Sacred Heart of Jesus
Revelación privada a Catalina Rivas

La Puerta del Cielo

Una enseñanza para el Hombre,
sobre sus debilidades, límites y alcances.

Cochabamba — Bolivia

Spanish Editions: 1996 and 1998

English Edition: 1999

Imprimatur de Arzobispo de Cochabamba          ANE Decretamos de Arzobispado de Cochabamba

Propiedad registrada © 2000,  La Gran Cruzada del Amor y Misericordia. Todo derecho reservado.  Este libro se publica en coordinación con El Apostolado de la Nueva Evangelización (ANE).

Permiso es otorgado para reproducir este libro en su totalidad, sin haber sufrido cambios o adiciones, y siempre y cuando la reproducción y distribución sean hechas únicamente sin fines de lucro.

Este documento esta' disponible sin costo ninguno, a través del Internet.  Se puede entrar en li'nea e imprimir de los siguientes sitios en el WEB:

en español:    www.grancruzada.org

en inglés:   www.greatcrusade.org

Para información adicional, por favor escriba a:

La Gran Cruzada del Amor y Misericordia

[The Great Crusade of Love and Mercy]

P.O. Box 857

Lithonia, Georgia  30058  USA

www.loveandmercy.org
 


Dedicado:

 

A mis hijos, luces de mi vida,
alegre obsequio de Dios.

A la memoria de Bernardo,
amigo y apóstol inolvidable.

 

Catalina


Introducción

Como los anteriores libros dictados a Catalina, este nos llega junto a una suave brisa que transmite un dulce Mensaje de amor puro, vivo y fecundo.

Desde el primer tópico la propuesta es clara y concreta: "No le alejes jamas de la puerta de mi corazón " (PC 1) y la revelación es elocuente: "La puerta del cielo es el corazón de Jesús". De aquí la insistencia de los mensajes recibidos en el mundo invitando a consagrarnos a los Sagrados Corazones de Jesús y de María que en su expresión más sublime forman uno solo.

Esta Escuela espiritual nos instruye que para traspasar la Puerta y entrar al Reino de los cielos es menester vivir en Gracia, pues es asi cómo Dios obra en cada hombre y le ayuda a plasmar su santidad. Enfatiza el significative recurso del Espíritu Santo como fuente de inspiración y sabiduria santa.

Precisamente para iluminar nuestra senda observa de manera critica la conducta del hombre moderno: se siente lastimado por la indiferencia del mundo hacia su Dios y con expresión amarga afirma: "Las almas que he salvado con mi sangre, se han alejado de Mi... " El es el Buen Pastor, El va detrás de sus ovejas, pero muchas no quieren escucharle...

No obstante, su paciencia es infinita y desde lo más profundo de su Espiritu vuelve a presentarse a este hombre ingrato enunciando aquél nombre que brota del abismo de su corazón: "Mi Nombre es Amor", y con él nos abraza, acercándonos a las bondades del cielo, Patria de todas las almas que aman al Señor. Nos quiere a todos juntos, por eso nos recuerda el diálogo con lo Santo mediante la oración, la importancia de las obras buenas para Dios y los hombres, nos eludió a el sentido del sufrimiento, en última instancia nos reactualiza en el deber ineludible de todo hijo de Dios: "ocuparnos de su Gloria".

Es una invitación a seguir sus huellas, a ser sus instrumentos de amor y misericordia, aunque percibe con tristeza y amargura que nuestra entrega es a medias, por eso critica la tibieza de nuestros corazones y actitudes.

No desmaya, continúa aconsejando al hombre, quiere la "unidad" en los grupos de oración, en las comunidades, en el mundo entero, todos nacimos del mismo Padre Creador nuestro, pero hemos olvidado sus amorosas enseñanzas. Muchos "defectos" separan a los hombres: no trabajamos para el prójimo, hemos descuidado la humildad, la pureza es para muchos un concepto inconcebible y arcaico, cuando para Dios es una de las virtudes más preciadas. Nos recuerda cómo la ira y el enojo desfigura el rostro más bello. Finalmente expresa: "Es en el silencio donde me encuentran... No me agrada la gran bulla. ni lo profano del mundo".

Nos habla del cielo, del purgatorio y del infierno, realidades que el racionalismo y la Soberbia del hombre quieren ignorar o entender a su modo, pero insiste en su rol fundamental.

Al dirigirse a nosotros Jesús jamás olvida a su Madre: nos invita a acercarnos a Ella, es la Reina de los cielos, la Sin Mancha, la Madre Amorosa, la Auxiliadora. ¡Es la hora de María!

Ella conforma un solo corazón con el de su Hijo... y para quienes no quieran reconocerla, hay una sentencia: "¡Quién acusa a Mi Madre, me acusa a Mí!

Este cálido y sabio diálogo busca una respuesta en el hombre, una que comprometa su libre voluntad y la entregue al Divino Querer, una que brote de lo más intimo del corazón diciendo un "si" auténtico leal, coherente y generoso.

En este jardin de delicias donde cada Mensaje se convierte en un fresco y jugoso fruto, hay todavía más: A pedido de Jesús, los "Grupos de Oración" de Cochabamba y La Paz, deberian unir sus esfuerzos para canalizar trabajos de conjunto. Para facilitar dicho encuentro y deliberación se programó un "Retiro espiritual" en la ciudad del altiplano. Los responsables de los grupos hicieron una selección de temas a tratar, pero grande y grata fue la sorpresa cuando Jesús anuncia a Catalina que El dictaría los temas y contenido del Retiro...

Los Mensajes PC 38, corresponden a dicha experiencia. Nadie habria esperado semejante Gracia. Los argumentos son actuates, tocan las dudas y verdades del hombre de hoy, y en su momento, para nosotros constituyeron los vectores que marcaron la nueva identidad que ibamos adquiriendo, incentivando el deseo de convertirnos en laicos mayormente comprometidos con su Palabra. Era lo minimo que se podia ofrecer al Cristo "vivo" que ayer como hoy y mañana está siempre presente amorosamente en todo acto humano. No dejábamos de pensar en la Beata Faustina Kowalska, a quien Jesús, en los años '30, también la dirigió durante un retiro espiritual.

Estos son los Manantiales de Amor y Misericordia que brotan de lo más profundo del sentir divino. ¿Cómo no beber de este manantial que nos ofrece agua, fresca, viva... más aún si la fuente está tan cerca? ¿Por qué discutir o dudar tanto de este Bien, cuando los frutos son extensos, duraderos, buenos y deliciosos? Recuerde el miope: "Mis ovejas me conocen a Mí y Yo las conozco a ellas".

Agradezcamos al Dios bueno que difunde su Palabra aunque el hombre se haga sordo. Unos pocos escucharán, sucesivamente serán más, luego la semilla morirá, pero el fruto vivirá.

Agradezcamos a la hermana generosa, a Catalina, que con espiritu de oblación ha puesto su vida al servicio de esta extraordinaria causa. Nuestro Señor ya la bendice con su Palabra diaria, fraterna e íntima.

Jesús es Camino, Verdad y Vida, ¡Qué dulce camino, que pasa a través de los corazones de Jesús y de María y nos conduce a la Puerta del Cielo...!

¡Entremos entonces!

Apostolado de la Nueva Alianza
Groupo Internacional para la Paz
Centro María Reina de la Paz

Cochabamba, 27 de Noviembre
Fiesta de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa


Lectura de los mensajes de este libro:

PARTE 1

PARTE 2

PARTE 3

PARTE 4

Bajar en PDF directamente desde el sitio oficial

Ir al Índice de Catalina Rivas

Mas información en

http://www.grancruzada.org/grancruzada

¿ Quieres leer más mensajes dados por el Cielo a otros siervos del Señor ?

 

«En cuanto a las revelaciones privadas, es mejor creer que no creer en ellas; porque si crees y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque Nuestra Santa Madre lo pidió. Y si resultan ser falsas, tú recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad.»

(Papa Urbano VIII, 1636 )

De conformidad con el decreto del Papa Urbano VIII y con la disposición del Concilio Vaticano II, el equipo de Dirección de la web DiosJesusTeHabla.com no tiene la intención de adelantarse al juicio de la Iglesia en cuanto a la naturaleza sobrenatural de los acontecimientos y mensajes mencionados en estas páginas. Tal juicio concierne a la autoridad competente de la Iglesia. Las palabras tales como apariciones, milagros, y similares tienen en este sitio un valor de testimonio humano y son publicados porque entendemos que pueden ser favorables para la vida espiritual de quienes nos visitan.